Un traductor o un intérprete no descansa nunca, pero ¡nos vamos de vacaciones!

Un traductor o un intérprete no descansa nunca, pero ¡nos vamos de vacaciones!

¡Nos vamos de vacaciones! Pero ya sabéis que un traductor o un intérprete, en realidad, no descansa nunca. Parece una frase hecha o un chiste, pero es real como la vida misma. No se puede uno desconectar el cerebro para dejar de escuchar… E inevitablemente los profesionales de la lengua tendemos a analizar constantemente lo que escuchamos para corregirlo o traducirlo o sencillamente ponernos a divagar con la etimología o las variantes de una palabra o expresión…

Tal como le pasaba a Juan Ranz, el personaje de Corazón tan blanco de Javier Marías, cuando estamos en un aeropuerto, en un hotel o incluso en un camping, somos incapaces de no prestar atención a la conversación de al lado, cuanto más si es en otro idioma y ese idioma lo conocemos. ¡Somos así! Es una manía, como cualquier otra… Por eso, nuestra desconexión en vacaciones no es al cien por cien, pero es más que necesaria para retomar en septiembre las traducciones e interpretaciones, juradas o simples, pero siempre profesionales, con mayor gana, si cabe. Y no nos resistimos a visitar otros países, impregnarnos de su idioma, de su cultura, y volver cargados de libros, prensa y diccionarios, que son nuestros más preciados souvenirs…

Para muchas personas el hecho de viajar al extranjero, a un país cuyo idioma desconocen supone todo un reto. A veces, incluso una serie de miedos que no les permite disfrutar del viaje. Para nosotros, unas vacaciones no lo son del todo si no cruzamos la frontera, si no escuchamos otro idioma al sintonizar la radio y si no aprendemos, al menos, una palabra nueva al día. Ahora bien, somos conscientes de que no se trata sólo de nuestro trabajo, sino que es nuestra gran pasión, nuestro estilo de vida y por eso no podemos cerrar la puerta del despacho y olvidarnos de todo, sino que esa pasión viaja con nosotros.

Nos encantaría que todo el mundo disfrutase de la experiencia de viajar al extranjero y de practicar otros idiomas tanto como nosotros. Pero, como sabemos que no es así, os sugerimos diversas opciones para disfrutar de las vacaciones en el extranjero sin que el idioma sea un obstáculo: desde recibir clases de un idioma antes de visitar otro país, o contratar a un traductor profesional para que os acompañe en la aventura. Por lo general, la experiencia de ir acompañado por alguien que conozca a la perfección el país, las costumbres, el idioma, etc. no tendrá parangón a la que pueda vivir yendo usted sólo. Por muchos motivos, porque viajar con un intérprete hace que cualquier situación susceptible de complicarse resulte sencilla, y porque un traductor profesional, por lo general, ha pasado más de la mitad de su existencia estudiando y/o viviendo fuera y se mueve cual pez en el agua en esas circunstancias.

En Coralia Traducciones ofrecemos diferentes soluciones lingüísticas estrechamente relacionadas con los idiomas y la comunicación, que cada vez se demandan más: desde intérpretes para viajes de negocios, para reuniones y eventos, intérpretes para viajes de placer de corta duración que permitan olvidarse de la barrera del idioma; e incluso intérpretes/acompañantes para extranjeros que visitan nuestro país, o nuestra ciudad y desean adentrarse en ella desde la perspectiva de un ciudadano local, viviendo una experiencia genuina.

Pero si necesita alguno de estos servicios tendrá que esperar a Septiembre porque este mes ¡estamos de vacaciones! ¡Feliz verano!

Coralia Pose

Coralia es la fundadora de Coralia Traducciones y traductora profesional desde hace más de 15 años. Especializada y certificada para realizar traducciones juradas desde el año 2003, se ha consolidado como referente en este sector.

Comentarios cerrados