Traducción Jurada de una patente

Traducción Jurada de una patente

Como ya hemos explicado otras veces, una Traducción Jurada Oficial es una traducción que sólo un Traductor Jurado autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores (MAE) podrá realizar y que deberá llevar la fecha en que se realiza, el sello, la firma y una certificación de dicho traductor jurado para que su validez sea total.

Por otra parte, una patente es un título (o un acuerdo entre un gobierno y un inventor, ya se trate de una persona física o jurídica) mediante el cual se obtiene el derecho a fabricar y comercializar el objeto de la patente durante un periodo de tiempo limitado (habitualmente 20 años). De esta manera, el gobierno protegerá al inventor para evitar que otros utilicen la invención sacando provecho de ideas ajenas, y el inventor divulgará la invención y la manera en la que esta funciona. En España, existen diferentes tipos de patentes: Patente de Invención, Modelo de Utilidad, Modelo Industrial o Dibujo Industrial.

Por lo general, será necesaria la Traducción Jurada de una para hacer valer dicha patente en un país cuyo idioma oficial sea diferente de aquel en que viene redactada. Es decir, una patente redactada en inglés en España o una patente en español en Alemania. Por lo tanto, siempre que quiera hacer valer una patente en un país cuyo idioma oficial sea diferente del de la propia patente, será imprescindible realizar una traducción jurada de la misma.

A la hora de traducir una patente, la terminología adquiere una gran importancia. Es necesario un lenguaje directo, claro y conciso que permita encontrar equivalentes directos de los componentes de un dispositivo, o de un producto químico, por ejemplo, para conseguir la protección legal deseada. Además, también hay que prestar especial atención al registro y al formato, ya que las patentes son documentos formales y tienen que cumplir determinadas normas estructurales. Por lo tanto, el traductor deberá respetar los formatos exigidos por la oficina de patentes correspondiente, y conservar los del documento original.

Consulte con su abogado, o con el organismo que le solicita la patente, si necesita una Traducción Jurada de esa patente o una traducción simple y confíe el proceso a un profesional de la traducción para garantizar la calidad final de la misma.

Coralia Pose

Coralia es la fundadora de Coralia Traducciones y traductora profesional desde hace más de 15 años. Especializada y certificada para realizar traducciones juradas desde el año 2003, se ha consolidado como referente en este sector.

Comentarios cerrados