TRADUCTOR JURADO

Traductor Jurado

Encontrar un traductor jurado, en contra de lo que pudiera parecer, puede resultar una tarea ardua. Muchas veces, es relativamente sencillo encontrar los datos de contacto de un traductor jurado, pero, no todos están en activo. De los que están en activo no todos residen y/o trabajan en una ciudad cercana a usted, y otros se dedican a otro menester aun teniendo el título de traductor jurado. Si, con todo, acabamos encontrando un traductor jurado en activo cerca es probable que surjan preguntas como ¿qué sabemos de él?, ¿estará disponible? y si no lo está ¿con qué criterio seleccionamos otro traductor jurado?

Este trámite es mucho más sencillo si nos lo confía a nosotros, ya que somos especialistas en traducciones juradas, y nos encargamos de todo el proceso. A lo largo de más de 12 años nos hemos consolidado en el sector de las traducciones juradas, no sólo a nivel regional sino también nacional e internacional, convirtiéndonos así en el ‘traductor jurado de confianza’ de todos nuestros clientes.

Ofrecemos múltiples combinaciones lingüísticas en traducciones juradas ya que contamos con una amplia red de traductores jurados debidamente acreditados. Y son numerosas las personas que nos han solicitado traducciones juradas de certificados del registro civil, documentos académicos o laborales, certificados médicos, certificaciones del Registro Mercantil o de la Agencia Tributaria, certificados de antecedentes penales, actas notariales, contratos y acuerdos, autos y sentencias judiciales, permisos de conducir, atestados, entre otros. También prestamos servicios a empresas así como a organismos locales y nacionales.

Las traducciones juradas

Una traducción jurada es una traducción de carácter oficial, con validez legal ante la administración y ante cualquier otra institución pública tanto en España como en el extranjero, dado que el traductor jurado posee un nombramiento expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que le permite actuar como un notario y dar fe pública de la veracidad del texto traducido.
El título de Traductor Oficial o Jurado habilita para realizar traducciones y/o interpretaciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa en todo el territorio español.
Las traducciones juradas requieren de la firma y el sello del traductor jurado, por lo que se entregarán en mano o mediante una empresa de mensajería. Los requisitos que deben cumplir las traducciones juradas están recogidos en el Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio Español de Asuntos Exteriores (Real decreto 79/1996 de 26 de enero (BOE Nº 47 de 23.2.96). Dicho reglamento prevé que, para que una traducción sea válida, debe contener obligatoriamente:

  • El sello del traductor jurado
  • La certificación del traductor jurado de que la traducción es fiel y completa respecto del original
  • La firma del traductor oficial.

Cualquier otro elemento (uso de papel de pagos al estado, características no previstas del sello [p. ej. forma, color de la tinta, contenido], utilización de remaches, lazos, sellos secos, etc.) es potestativo del traductor jurado, y no está previsto por la legislación española.
NOTA: Todo documento extranjero para que tenga validez en España debe ser legalizado previamente:

  • Mediante la Apostilla de la Haya si el documento lo expide un país miembro del Convenio de la Haya
  • Mediante Legalización si el documento lo expide un país que NO es miembro del Convenio de la Haya

Puede comprobar los países firmantes del Convenio en el Documento Oficial de los Países del Convenio de la Haya. Y puede consultar mucha más información actualizada sobre las traducciones juradas en nuestro blog.
Pero si con todo, sigue teniendo dudas o necesita más información, póngase en contacto con nosotros y le asesoraremos sin compromiso.

No dude en solicitarnos más información o en ponerse en contacto con nosotros si desea realizar una traducción jurada o una traducción de otro tipo.

Interpretaciones Juradas/Intérpretes Jurados

Se refiere a la interpretación de cuyo contenido se hace responsable el intérprete. Para que una interpretación cuente con validez legal, el intérprete debe poseer la acreditación oficial de traductor-intérprete jurado otorgada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Nuestros intérpretes han acompañado a nuestros clientes en procesos tan delicados como los que tienen lugar en tribunales, notarías y actos oficiales. En situaciones como estas, lo importante es la calidad y la rigurosidad.

No dude en solicitarnos asesoramiento y presupuesto.

SOLICITE PRESUPUESTO SIN COMPROMISO