Viajar con medicamentos: traducción jurada del informe médico

Viajar con medicamentos: traducción jurada del informe médico

Es tiempo de vacaciones y de viajes. Los viajes en avión, por muy acostumbrados que estemos a ellos, no dejan de ser un reto sobre todo en lo relativo a los equipajes de mano y su normativa. Cuando además es necesario viajar con medicamentos, la cosa puede complicarse. Veamos cómo viajar con tratamientos médicos sin que suponga un hándicap:

 

La normativa actual permite viajar desde cualquier aeropuerto de la Unión Europea con medicamentos sólidos si van acompañados de su receta o prescripción médica correspondiente. Los medicamentos líquidos están exentos de las restricciones que afectan al transporte de líquidos en el equipaje de mano, siempre que su uso sea necesario durante el viaje. En ese caso, deberá presentar la medicación en el control de seguridad, fuera de la bolsa transparente que se requiere para otros líquidos. Si necesita viajar con otros utensilios médicos (como jeringuillas para diabéticos, aparatos medidores, etc.), deberá ponerse en contacto previamente con su compañía aérea para que le informe del procedimiento a seguir.

 

En la Comunidad Europea, se ha llegado al convenio de que los viajeros pueden llevar consigo medicinas para tres meses. Si va a viajar a un país fuera de la Unión Europea, le recomendamos que consulte las condiciones de entrada de medicamentos con su compañía aérea.

 

En general, la mayor parte de las aerolíneas recomiendan llevar la medicación en el equipaje de mano por si hubiera algún imprevisto como retrasos o cancelaciones de vuelos. En el control de pasajeros pueden solicitarle la receta médica o el certificado médico a nombre del pasajero dónde se establece la necesidad de viajar con dicha medicación. En dicha receta deben especificarse las cantidades exactas necesarias durante el viaje, el número de colegiado y la firma. Y será necesaria una traducción jurada de la receta y/o informe médico siempre que el país al que se viaje no sea hispanohablante. Este tipo de certificación (y su traducción jurada) puede evitar muchos inconvenientes, ya sea para viajar con un simple analgésico como con un tratamiento crónico.

 

La traducción jurada del certificado médico o del informe médico con el que vaya a viajar es necesaria si viaja a un país en el que se habla un idioma distinto al suyo, lo que le permitirá viajar mucho más tranquilo porque llevará en todo momento su medicación en el equipaje de mano y la llegada al destino y las comprobaciones de la aduana se efectuarán sin sorpresas ni inconvenientes. Además, es una forma sencilla de evitar complicaciones y de disfrutar del viaje sin necesidad de buscar un médico o una farmacia al llegar al destino. No dude en solicitarnos información o tarifas para este tipo de servicios.

Coralia Pose

Coralia es la fundadora de Coralia Traducciones y traductora profesional desde hace más de 15 años. Especializada y certificada para realizar traducciones juradas desde el año 2003, se ha consolidado como referente en este sector.

Comentarios cerrados